El alimento es energía y como tal, todos poseen distintos niveles en cuanto a su exposición a la radiación solar, es así como los alimentos vivos guardan altos niveles sumamente benéficos para el desarrollo de funciones vitales en el organismo. A estos alimentos se los llaman RADIOVITALES, es decir que cargan en ellos energías naturales sanadoras y vitalizantes.

Por supuesto la mayoría de las frutas y verduras en su estado natural son las de mayor radiovitalidad!

El poroto aduki es una legumbre con propiedades depurativas que ayuda a limpiar nuestro organismo a la vez que lo nutre y lo cuida. Su alta proporción de proteínas hace que el poroto sea una alternativa económica y saludable. También ayuda a regular la tasa de azúcar en sangre, siendo aconsejada en personas diabéticas.

Remojo y Cocción

Dejar en remojo una noche antes de cocinarlos. Es recomendable remojar la mayoría de las legumbres antes de cocinarlos. Eso los suaviza y también elimina los anti-nutrientes que son responsables de molestias digestivas, entonces el remojo hará que sean ligeramente más fáciles de digerir, puedes remojar desde una hora hasta toda la noche idealmente. Si remojaste previamente, la cocción solo debería tomar alrededor de 20 minutos. Si no lo hiciste, tardarán 40 minutos aproximadamente.

Ingredientes:

Base de Hojas Verdes (Espinacas + Rucula + albahaca) +
Tomate cherrys en mitades +
Rulitos de Zanahorias (pelapapa) +
Cebolla de verdeo y perejil picado +
Choclo cocido en granos
Porotos Aduki ya cocidos

Armado:

  • Colocar en un bowl los porotos más la zanahorias + tomates + verdeo + perejil + choclos, mezclar con cuchara de un par de minutos así se van macerando…mmm oles sus aromas!
  • ALIÑO: Chorrín de aceite de Oliva (1° presión en frio) + pizca pimentón dulce + curry + sal a gusto + jugo limón y mezclar.
  • Luego en la ensaladera a emplatar, cortas a groso modo las espinacas, ruculas y albahacas, utilizar como base, e ir volcando los porotos con vegetales macerados por arriba con cuidado, terminar rociándola con el aliño.

Cuanto más fresco sea nuestro alimento, mayor riqueza enzimática y mayor fuerza vital. Es así como recomiendo habitualmente acompañar nuestros almuerzos o cenas de un bowl de hojas verdes y vegetales rallados crudos.